BREVE HISTORIA DE LA GUERRA DEL 98, ESPAÑA CONTRA ESTADOS UNIDOS – Miguel del Rey y Carlos Canales

BREVE HISTORIA DE LA GUERRA DEL 98, ESPAÑA CONTRA ESTADOS UNIDOS - Miguel del Rey y Carlos CanalesSe hace la paz, la razón la aconseja, los hombres de sereno juicio no la discuten; pero ella significa nuestro vencimiento, la expulsión de nuestra bandera de las tierras que descubrimos y conquistamos; todos ven que alguna diligencia más en los caudillos, mayor previsión en los Gobiernos hubieran bastado para arrancar algún momento de gloria para nosotros, una fecha o una victoria en la que descansar de tan universal decadencia y posar los ojos y los de nuestros hijos con fe en nuestra raza…

(España sin Pulso, Francisco Silvela 1898)

La gente gritaba por las calles «¡A Nueva York!, ¡A Nueva York!» Todo era alboroto por las calles céntricas de las principales avenidas de España. La gente aullaba de patriotismo, se desgarraba el pecho de indignación mientras sonaba un chotis en las plazuelas más concurridas. España estaba de carnavales, España estaba en guerra contra un enemigo que nunca antes había conocido, ¡un pueblo de ladrones, un pueblo de chorizos! ¡Acabemos con los choriceros, que nos quieren quitar nuestro honor, que nos quieren quitar nuestra tierra y nuestro Imperio! Así se desfogaban las manolas y los manolos a ritmo de pasodoble. Una especie de fiesta trágica y rocambolesca se había adueñado de los españoles. Pues a uno le puedes quitar el dinero, el trabajo y hasta la mujer, pero que le quiten un solo pedazo de tierra que regaron los conquistadores con su sangre eso no se puede consentir. ¡A Nueva York! ¡A por los Yankees!…

He aquí la crónica de una muerte anunciada, como diría García Márquez. He aquí el ambiente que se vivía en aquel año de 1898 en nuestro país durante los festivos carnavales de aquel año. La población española, ciega de ira patriótica por un enemigo invisible e inventado por los periódicos se lanzaba a las calles demandando a sus dirigentes que aplastaran al enemigo allende los mares, y recuperara las antiguas glorias de antaño. España estaba ciega y la hora del mazazo se aproximaba.

El libro que les presento en esta reseña trata, como habrán podido averiguar, sobre la guerra Hispano-Americana que se libró aquel fatídico año de 1898, entre dos potencias, una que moría y daba sus últimos coletazos, España, y otra, Estados Unidos que tras su desgraciada guerra fraticida empezaba a darse cuenta de que podía comerse el mundo aunque fuera a costa de otras superpotencias caducas y atrasadas. A los americanos ya no les valía sus fronteras, habían conquistado a base de arrojo y sangre las del eterno y mítico Oeste, y ahora posaban sus ojos en las joyas que el brillante mar antillano les ofrecía.

Este magnífico libro, Breve Historia de la Guerra del 98, España contra Estados Unidos, es todo un ejercicio de memoria, de recuperar la historia de una guerra que significó el punto y final de la gran gesta española en el Nuevo Mundo. Los autores que se han encargado de esta esencial labor son Miguel del Rey y Carlos Canales. Estos dos autores ya han tenido la oportunidad de trabajar juntos en Breve Historia de la Guerra de Ifni-Sahara (2010), publicado en la editorial Nowtilus. Viendo esta pequeña bibliografía conjunta se verifica que ambos autores dominan el campo de la Historia bélica española de manera magistral. Pero por separado, ambos, son autores de referencia en el ensayo histórico. Miguel del Rey también es autor de obras como La Guerra de la Oreja de Jenkins, la Guerra de los Diez Años (1868-1878) o Las Guardias Reales en las Campañas de Italia. También colabora con artículos en publicaciones históricas, y es director de la revista Ristre. Carlos Canales también es muy conocido sobre todo en el mundo dedicado a la Historia Moderna y Contemporánea. Es autor de obras esenciales como La Primera Guerra Carlista, e igualmente con la editorial Nowtilus ha publicado Breve historia de la guerra de la Independencia. También, al igual que Miguel Rey  escribe artículos históricos en diferentes publicaciones especializadas como por ejemplo Ristre Napoleónico.

Como podrá observar el lector ambos autores han centrado esencialmente su obra ensayística en la historia bélica de nuestro país. Por tanto el tema en el que se han centrado, la guerra entre España yEstados Unidos no es nuevo para ellos. No son simples amateurs que nos den una idea vaga del conflicto armado entre los dos países. Lo que sí es, a mi parecer nuevo, es el enfoque que ofrecen ambos autores a los lectores. Existe muchísimos estudios sobre la Guerra del 98 que van desde los muy eruditos a los más sencillos y asequibles. Normalmente estas obras nos hablan siempre desde los orígenes de las p´rrdidas de las colonias, a partir de la llamada Guerra Larga 1868-1878, la Paz de Zanjón, o el Grito de Baire (1895) hasta el mismísimo momento en que los Estados Unidos libran cruentas batallas en Cuba, Filipinas  y las Islas del Pacífico contra los españoles, los cuales dejan una pincelada de honor al hacer la salida heroica desde Santiago hacia el mar por parte del Almirante Cervera. Es bueno que estas obras nos recuerden los antecedentes, pero a veces suelen dar más importancia a ellos antes que al resultado, solventado el conflicto armado en breves capítulos. Pero la novedad de este libro es que ambos autores se centran esencialmente y exclusivamente en la historia bélica de la Guerra del 98 de una manera asequible a cualquier lector que no sea muy dado a este tipo de lecturas. El libro parte desde el principio desde el momento en que ambos países se declaran mutuamente la guerra, y terminando finalmente en La Conferencia de París donde se puso el último clavo a las glorias españolas allende los mares.

A través de la pluma de Miguel del Rey y Carlos Canales asistimos no sólo a observar como se desarrollan los combates tanto en tierra como en mar entre heroicos españoles y aguerridos americanos sino que nos adentra en el mundo militar de ambos contendientes a finales del siglo XIX. Vemos como eran reclutados, como se adaptaron a los medios tanto climatológicos como circunstanciales del terreno en que pisaban. Ataquesfuribundos, con defensas heroicas. Tretas y artimañas osadas. Héroes y villanos. Todo un mundo militar vibrante se da la mano en esta obra. Veremos nombres claves de la contienda. Nombres esenciales que evocan grandes momentos de la historia no sólo para los españoles que tengan algo de memoria histórica, sino también para los americanos que sepan algo de su pasado reciente: La Batalla desesperada de Cavite, y la huida al más allá de los barcos de Cervera en Santiago de Cuba. Las heroicidades de Lomas de San Juan. La triste caída de la esplendorosa Manila. O el culmen de las glorias españolas como broche final de la historia imperial española: la lucha numantina que soportaron en Baler los Últimos de Filipinas con Saturnino Martín Cerezo a la cabeza defendiendo el honor más allá del valor de todos los españoles.

Un libro didáctico y ameno que se lee de un tirón debido no solo a la excelente letra de la edición sino también a lo emocionante de sus narraciones. El lenguaje no es alambicado ni complicado. No se extiende en demasía en términos militares complicados ni se regodea en movimientos tácticos difíciles de precisar, sino lo justo y necesario para que el lector medio pueda comprender los hechos bélicos de la contienda.

Un libro de lo más recomendable para cualquier persona que quiera saber cómo se perdieron las colonias de las Antillas como Cuba y Puerto Rico, o cómo el gran mar español que era el Pacífico pudo sucumbir ante el inicial poderío norteamericano produciendo la caída de la perla filipina y del rosario de joyas que eran las islas Carolinas y Marianas. Un libro que es esencial tener en cualquier estantería de cualquier casa para saber cómo fue el final de una época y un sueño en el que primaron desgraciadamente los intereses oligárquicos frente a los racionales de la defensa del territorio patrio, y para saber que allá, lejos de la metrópoli hubo unos soldados que se batieron el cobre defendiendo no solo su vida sino la honra de una sociedad envenenada por los malos gobiernos y los intereses creados. Pues ya lo dice el dicho de esta eterna España: «¡Dios, qué buen vasallo, si tuviera buen Señor!».

Technorati Tags: , , , , , , ,


Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando BREVE HISTORIA DE LA GUERRA DEL 98, ESPAÑA CONTRA ESTADOS UNIDOS en La Casa del Libro.

12 Respuestas a “BREVE HISTORIA DE LA GUERRA DEL 98, ESPAÑA CONTRA ESTADOS UNIDOS – Miguel del Rey y Carlos Canales”

  1. Vorimir Dice:

    Me lo apunto, estoy leyendo Breve Historia de la Guerra de Ifni-Sahara y me está gustando y la Guerra del 98 me es muy interesante pero soy incapaz de meterme en libros densos sobre el tema. Este parece el formato que busco, sin duda.
    Gran reseña, Balbo.

  2. Pamplinas Dice:

    No sé si me compraré este libro. Demasiado breve para mi gusto…

    Por cierto, el otro día, cuando estábamos firmando ejemplares tras la presentación del libro de relatos de Hislibris, se acercó una chica y me preguntó por Filipinas. Resultó que era descendiente directa de uno de los héroes de Baler. Me hizo gracia, yo había usado a su pariente como personaje en un relato je,je.

  3. Antonio Dice:

    Buenas tardes:

    Ante un aviso como éste y viniendo de Balbo, y tratandose de españoles contra useños, pues habrá qie leerlo.

    Agradecidamente.

  4. Antígono el Tuerto Dice:

    Interesante libro sobre la guerra de 1898; tan ignorada por españoles como estadounidenses; y llena muchas de veces de leyendas y mitos patrióticos; como los famosos barcos de madera (que nunca existieron) o la supuesta actitud nelsoniana de los almirantes españoles.
    La reseña es interesante Balbo, gracias.

  5. saporo Dice:

    Que ganas me han dado de leerlo pardiez¡¡.Un reseña redondo Balbo

  6. APV Dice:

    Bueno Antigono de madera había alguno aunque era la excepción.

  7. Lucía Dice:

    Apuntado queda para futuras lecturas.

    Gracias por la reseña Balbo.

  8. Ariodante Dice:

    Muy buena reseña, Balbo. Justamente estoy leyendo “Y en España se puso el sol”, de Agustín González Morales, y sintiendo esa desazón que produce la crónica de la muerte anunciada como muy bien dices. Es terrible asistir a la muerte masiva de compatriotas a la vez que comprobar cómo nadie movía un dedo para evitarlo.
    El problema, en mi caso, es que lo que estoy leyendo se presenta como novela, y en realidad está funcionando como reportaje periodístico o ensayístico, donde la acumulación de datos y una letrita que hay que leer con lupa dificulta su seguimiento. En fin, cuando lo acabe veremos. Pero casi me han entrado ganas de hacerme con este libro que reseñas para ver de enterarme antes.

  9. Ariodante Dice:

    Llevo ya más de la mitad del libro y es apasionante…y a la vez indignante, lo que se hizo con la Marina Española. Vergonzoso. En fin, a ver si lo acabo para mañana…

  10. Captain Wonder Dice:

    Hay un excelente libro que recuerda gestas tan heroicas como dantescas, libradas entre un puñado de esforzados españoles contra un contingente mucho mayor de combatientes tágalos fuertemente armados por los yanquis: tal como recoge la biografía de Olvidad Filipinas, editado por Inédita, y una hazaña muy olvidada hoy en día: mucho más que la de los últimos de Filipinas. En cuanto a las batallas navsles que acabaron en desastre, no fue la superioridad yanqui la que determinó la derrota española, ni mucho menos. Fue la torpeza con la que estos marinos fueron dirigidos por sus superiores. En fin, la expansión yanqui por el Pacífico llevó al final a la confrontración directa con los japoneses unas décadas más tarde, que estos sí acabaron sucumbiendo a la superioridad técnica americana. De haber ganado a EEUU, lo que era logísticamente imposible, España habría tenido como siguientes adversarios, al menos en Asia, a alemanes y japoneses, por unas tierras todavía mal controladas. Eso sí, la guerra hispano-yanqui fue obra de la prensa amarilla de un tal Rosebud…

  11. Captain Wonder Dice:

    Y la torpeza militar del 1898, venía precedida por la torpeza pusiláme de los políticos de la Restauración, cuando en 1897 relevaron de su puesto al general Weyler… por la presión diplomática yanqui. Nada comparado con lo que supondría después la aceptación del regalo envenenado del Protectorado de Marruecos, cuando la incompetencia de los altos mandos militares y políticos ya no pudieron pasar desapercibidos bajo la siniestra sombra de los EEUU…

  12. Captain Wonder Dice:

    Por cierto, Balbo, he leído con interés tu reseña completa, y celebro que me haya ayudado para arrancar una serie de reflexiones que quizás exceda el contenido del libro que mencionas, pero que seguro que enriquece. Un saludo

Deja una Respuesta