BARBARIE Y CIVILIZACIÓN UNA HISTORIA DE LA EUROPA DE NUESTRO TIEMPO – Bernard Wasserstein

BARBARIE Y CIVILIZACIÓNUNA HISTORIA DE LA EUROPA DE NUESTRO TIEMPO - Bernard WassersteinBernard Wasserstein (Londres, 1948) es, en el momento presente, profesor de historia en la Universidad de Chicago, y autor varios trabajos de su especialidad, en especial de la historia referida al pueblo y la cultura judíos. De entre ellos podemos destacar los siguientes textos: Britain and the Jews of Europe 1939-45 (1988), Divided Jerusalem: The Struggle for the Holy City (2002) y Israelis and Palestinians: Why Do They Fight? Can They Stop? (2003). Se publica ahora en España por vez primera, de la mano de la editorial Ariel, uno de sus libros, en este caso el último de ellos: Barbarie y civilización. Una historia de la Europa de nuestro tiempo, editado en origen en 2007. Un volumen de más de ochocientas páginas del que es preciso señalar, como primer comentario, que su edición en tapas blandas y con una letra de pequeños caracteres ofrece un aspecto aparatoso, de difícil manejo y de lectura esforzada. Aunque esta vez sí se incluyen algunos mapas y gráficos, no son tantos como cabría esperarse de tamaña empresa. Incluye, lógicamente, veinticuatro páginas de bibliografía, agrupada por temas.

Del continente pasemos ahora al contenido. En Barbarie y civilización, Wasserstein aborda un empeño tan arduo como bastante trillado: compendiar en una monografía la descripción y el balance de una época, en este caso, el siglo XX. O según puntualiza el autor: «Como “Europa de nuestro tiempo” entendemos poco más o menos una vida contemporánea.» (p. 11). Una puntualización que no promete, ya desde el Prólogo, mucha mayor precisión. Entre otras razones debido a problemas de traducción: hubiera resultado al menos comprensible escribir «Por “Europa de nuestro tiempo”, entendemos…». Aunque no sólo por la traducción. Tal impresión queda confirmada a medida en que el lector se adentra en la lectura del manual. Porque, en efecto, debe saber que le aguarda un compendio de grueso calibre académico, destinado, diríamos, a un público escolar y poco exigente, ése que lee más por obligación que por devoción.

La delimitación del tiempo en este repaso a Europa se ajusta a las convenciones del género: el siglo comienza con la Primera Guerra Mundial y se da por concluido entre 1989 y 1991 con la caída del Muro de Berlín y, tras él, el derrumbe de los regímenes comunistas en el Viejo Continente. Ello, sin embargo, no es óbice para que —presumiblemente, por motivos de actualidad, de justificación más periodística que académica— los dos últimos capítulos del libro superen estos límites definidos para acercarse hasta nuestros días; sus títulos: «Después de la caída 1991-2007» y «Europa en el nuevo milenio». Hasta en estos detalles se patentiza el convencionalismo, la carencia de estilo y la falta de imaginación creadora. El recorrido general por los tremendos episodios que tachonan siglo tan intenso y convulso, se limita, entonces, a dar noticia (por lo general, como decimos, según un modelo de crónica periodística) de los hechos seleccionados, sin entrar en muchas explicaciones ni en análisis de calado.

Por ejemplo, en referencia al impacto del crack del 29 en la política británica, califica el autor las medidas en política económica impulsadas por el primer ministro inglés Lloyd George, y aconsejadas en gran medida por el economista J. M. Keynes, de «gran empujón liberal» (pág. 178). Semejante designación aplicada sobre las espaldas de personajes de ese fuste produce en el lector avisado una sacudida de asombro. El lector al tanto del distinto uso de la voz «liberal» en el nuevo y en el viejo continente: en aquél, sinónimo de «izquierdista» (o sea, partidario del intervencionismo del Gobierno en la economía) y en éste, defensor del libre mercado y la libre competencia económica. Cierto que éste es un conocimiento no obligado para todo lector. Para eso están las notas aclaratorias del editor o del traductor, de las que carece la presente edición. No es que carezca de Notas, que las tiene, sino que en ellas no aclara este aspecto, que suele habitualmente confundir a un sector no especializado de los lectores.

El libro, como decimos, lleva por título Barbarie y civilización. Una cita de Walter Benjamin, mencionada al principio y al final del texto, sirve aquí de justificación: «No existe un solo documento sobre la civilización —escribió Walter Benjamin— que no sea al mismo tiempo un documento sobre la barbarie.». El que ambas categorías converjan en el espacio y en el tiempo no significa que deban solaparse, intercambiarse o ponerse en el mismo nivel. El tema es lo suficientemente serio como para exigir un examen de los hechos y unos matices conceptuales y filosóficos que tampoco encontramos allí.

Leemos, a modo de conclusión, en el libro de Wasserstein: «La civilización y la barbarie avanzaron codo con codo en Europa a lo largo del pasado siglo. […] El mal ha acosado la tierra [sic] en esta era, conmoviendo la mente de los hombres, dirigiendo sus acciones y engendrando las mentiras, las avaricias, el engaño y la crueldad que son la materia de la historia de Europa en nuestros tiempos.» (pág. 724).

Una declaración de este género nos recuerda las vívidas y concluyentes palabras de John Stuart Mill incluidas en su célebre Sobre la libertad, en referencia a materia tan inquietante y grave: «Si la civilización ha prevalecido sobre la barbarie cuando la barbarie dominaba el mundo, es excesivo abrigar el temor de que la barbarie, una vez vencida, pueda revivir y conquistar la civilización. Para que una civilización pueda sucumbir así ante su enemigo vencido necesita haber llegado a tal grado de degeneración que ni sus propios sacerdotes y maestros, ni nadie, tengan capacidad ni quieran tomarse el trabajo de defenderla. Si esto es así, cuanto antes desaparezca esa civilización, mejor. No podría sino ir de mal en peor, hasta ser destruida y regenerada (como el imperio de Occidente) por bárbaros vigorosos.» Sopesando ambos discursos es fácil encontrar las diferencias y los niveles de profundidad (o de altura) entre los autores.

Porque, ciertamente, leemos en Mill una declaración de un tenor no menos melancólico ni más optimista que la de Wasserstein. Pero la fuerza, consistencia y elegancia del autor inglés del siglo XIX obligan a cotejar, a las claras y sin remedio, la estirpe de un clásico con los modos de un texto académico y básicamente divulgador. Las comparaciones no son siempre odiosas, sino necesarias. Ponen las cosas en su sitio y a algunos en evidencia.

Ariodante
Octubre 2010

Technorati Tags: , , , , ,


Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando el BARBARIE Y CIVILIZACIÓN  UNA HISTORIA DE LA EUROPA DE NUESTRO TIEMPO en La Casa del Libro.

9 Respuestas a “BARBARIE Y CIVILIZACIÓN UNA HISTORIA DE LA EUROPA DE NUESTRO TIEMPO – Bernard Wasserstein”

  1. cavilius Dice:

    Lo que me suena a mí este título…

  2. ARIODANTE Dice:

    Jijijiji….Javi está juguetón, útimamente. Le gustan los pareados.

  3. Javi_LR Dice:

    Pues llevo semanas pensando en subirlas juntas, pero… nada, que no se podía entre pitos y flautas.

  4. ARIODANTE Dice:

    Ha quedado muy acertado, Javilerín; mucho. Ahora, a ver qué opina el personal de tanta barbarie civilizada.

  5. Rodrigo Dice:

    Tratándose de fuerza, consistencia y elegancia, Ario, tu reseña es toda una lección.

    De libros con semejantes títulos (e introducción, en el caso del de Gabriel Jackson) se espera más en términos de análisis e interpretación. Éste de Wasserstein lo dejaré pasar, claramente, que para manuales ya he tenido suficiente.

  6. farsalia Dice:

    He leído algunos capítulos de este libro, y como manual universitario funciona. De hecho, esa es la función que creo que tiene: una narración, más o menos interpretativa (más bien, menos) del siglo XX. Como los manuales coodinados por Javier Paredes (Historia universal contemporánea) en Ariel, el ya clásico libro de Palmer y Colton, Historia Contemporánea en Akal o el de Giuliano Procacci, Historia general del siglo XX en Crítica. Queda lejos de un libro interpretativo del siglo XX, como el ya también clásico de Eric Hobsbawm, Historia del siglo XX, 1914-1991.

    Pero cumple eficazmente su función, que es la que habría que destacar. De hecho, lo he puesto como bibliografía recomendada en la web de la asignatura de Historia Contemporánea que gestiono.

  7. Akawi Dice:

    Había pensado: ¿Qué pasa hoy que no ponen reseña nueva?

    Hasta que me he fijado. ¡Mira qué eres malo jefe!

    Ariodante, que no decaiga. jeje…

  8. ipi Dice:

    Si, si, ……. pero no desatiendas tus otras reseñas, querida Ario. Otros estamos más interesados en los temas navales que ultimamente atiendes sin “sal en sangre” (La Corbeta Mosca)… Valeria, yo y algunos más te lo agradeceremos.

    Con Lope en I LOVE PI y la cuadratura del círculo de Rodrigo Zamorano en las 32 cuartas de una carta de marear del siglo XVIII del diario de a bordo del piloto Mourelle de la Rua por las altas Californias en manos del infame casaca roja del Capitan Cook (maldita sea su estampa y sus espias), recibe un salado, húmedo, ensalitrado, soleado, calafateado, barloventeado y virado por avante abrazo. IPI.

  9. Vorimir Dice:

    La reseña de hoy es “La Civilización bárbara en Europa”, fijo. XD
    Otra reseña interesante de leer. Enhorabuena Ario.

Deja una Respuesta