ARETES DE ESPARTA – Lluís Prats

ARETES DE ESPARTA - Lluís PratsEl auge de la novela histórica es un hecho incontrovertible. Supongo que además de razones extraliterarias hay otras, más profundas, de orden antropológico y estético, que hacen atractivos estos relatos a mentes de todos los gustos y de todos los calibres intelectuales. La experiencia vicaria -ese deseo irrenunciable de vivir otras vidas en la Literatura y en el Cine- junto con la fascinación que el estudio del pasado provoca garantizan la simpatía del común de los lectores. Ya se trate de una trama policiaca ambientada en la Edad Media; ya nos adentremos en el maravilloso imaginario de la conquista de América (donde la realidad supera siempre la ficción); ya deambulemos entre las gigantescas construcciones arquitrabadas del antiguo Egipto, disfrutamos viajando a través del tiempo gracias a esos prodigiosos constructos, las llamadas novelas históricas.

El propósito del autor de Aretes de Esparta es audaz: griegos y persas, atenienses y espartanos están muy lejos en el tiempo. Ambientar una ficción en el Peloponeso en el siglo V antes de Cristo tiene sus riesgos. Sin embargo, sale airoso. El relato resulta verosímil y realista: costumbres, armamento, alimentos, arte, paisajes… Todo ha sido muy bien tratado; supongo que tras un estudio minucioso del lugar y del momento. Las cosas suceden siempre en el espacio y en el tiempo… también las de ficción. Y si, como es el caso, unos protagonistas ficticios (es utilísima y «honrada» la nota histórica que sucede al texto, págs. 346-350) viven hechos rigurosamente históricos, cabe exigirle al autor una buena documentación. En este aspecto, cumple satisfactoriamente.

A la vez, consigue una narración fresca, no acartonada, lejos del mamotreto erudito en que se convierten algunas novelas escritas (como es el caso) por historiadores. La vida de Aretes y de su familia (contada por ella misma) resulta apasionante. Sufrimos con ella la dureza, casi inhumana, de las leyes de Licurgo. Anhelamos como ella conocer esa Atenas idealizada de la que desde pequeña ha oído hablar. Admiramos no menos que Aretes el arrojo y la obediencia de las tropas espartanas, que no retroceden jamás ante el enemigo. Y nos preguntamos con la anciana Aretes, al final del camino, si ha valido la pena verter tanta sangre inocente.

Los episodios de las Termópilas y de la batalla de Platea se insertan en la mejor tradición de literatura bélica; pero al mismo tiempo, los monólogos de la protagonista entroncan con una literatura reflexiva y moral de rancio abolengo y las morosas descripciones, no exentas de lirismo, no lastran en absoluto el decurso de la acción.

No sería honrado ocultar que siempre empiezo a leer novelas hitóricas con desconfianza y prejuicio. Hace poco tuve entre manos una de un prestigioso profesor (la segunda suya que intentaba leer) y se me cayó de las manos… tópicos y más tópicos, una acción lánguida y unos personajes poco creíbles. Quizá por eso me he decidido a dar cuenta de este texto de un autor –en este género– novel. ¿Mantendrá el listón tan alto en futuras novelas? Esperamos con avidez la próxima entrega…

PRATS, Lluís, Aretes de Esparta, Barcelona, Ediciones Pàmies, 2010,  350 págs.

Francisco Crosas

Facultad de Humanidades de Toledo

Universidad de Castilla-La Mancha

[tags]Aretes, Esparta, Lluís Prats[/tags]


Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando ARETES DE ESPARTA en La Casa del Libro.

     

35 comentarios en “ARETES DE ESPARTA – Lluís Prats

  1. cavilius dice:

    Parece buena novela, tenía alguna esperanza puesta en ella y parece que pinta bien. Caerá sin duda, de un modo u otro.

  2. Urogallo dice:

    Buena reseña y buena reflexión.

  3. josep maria dice:

    Coincido con la crítica, reconozco que me ha sorprendido la novela muy positivamente. Me ha parecido un relato sólido, lleno de sensibilidad -son los ojos de una mujer- sin caer en sensiblerías, bien documentado pero sin querer hacer ostentaciones de erudición, con una buena ambientación histórica y con un nivel narrativo bastante constante.
    Vamos, no tengo ningún inconveniente en recomendarla; pues creo que vale la pena.

  4. Isis dice:

    “ARETES DE ESPARTA” de Lluís Prats

    Es una buena novela, la recomiendo sin duda.

  5. Juan dice:

    A mi también me ha encantado. La leí en pocos más de dos días y me ha sorprendido la mezcla entre la sensibilidad femenina de la protagonista narradora y esa vida de extrema dureza narrada desde el otro lado de la barrera. Coincido con Isis, Muy recomendable.

  6. juanrio dice:

    Acertada crítica de la novela histórica en general y de esta en particular. La tendencia al acartonamiento es algo de lo que parece que no hay forma que se libre el género, y la sobre exposición de la documentación estudiada también.

    Enhorabuena por tu estreno como reseñador en Hislibris, Francisco.

  7. Susana dice:

    La lei en Navidades y me engancho’ enseguida. Muy recomendable. Buena critica.

  8. Vorimir dice:

    Con reseñas como ésta mejor dedicarse a leerlas y no a escribirlas. Pese a todo, hay algo que no me acaba de llamar de la novela. Quizás la saturación del tema espartano.
    El que esté tratado desde una pespectiva femenina es algo medio distinto; ya lo hizo Mandfredi en “El ejército perdido”, sin mucho acierto en cuanto al personaje femenino aunque la novela me entretuvo.

    Esta pinta mucho mejor.

  9. Antígono el Tuerto dice:

    Buena reseña y mejor reflexión, las estanterías estan llenas de novelas históricas donde los personajes son anacrónicos, bien por tener una visión actual de sus sociedad (como sucedía con Los Pilares de la Tierra de Ken Follet y algunos otros escritores) o por ser personajes extremadamente exagerados hasta lo sobrehumano (como pasa en muchas novelas de Manfredi); se echa de menos personajes que piensen y actúen según la época donde viven. Claro que eso puede hacer que el lector no sienta empatía por ellos.

  10. Juan dice:

    Totalmente de acuerdo Antígono, pero te lanzo dos reflexiones: 1. ¿Crees que los antiguos pensaban de un modo muy distinto al nuestro? Pienso que no demasiado. Sólo hay que ver cómo empieza la primera novela o Canto de la Ilíada, con un rapto amoroso, Helena y Paris fueron los primeros irresponsables románticos y 2) ¿Cómo plasmar el modo que tenían los antiguos de pensar? Lo cierto es que si leemos a Sócrates a través de Platón o a Aristóteles o a cualquiera de los autores de Dramas griegos, en mi opinión… Los seres humanos no somos tan distintos. Quizás esté equivocado, claro… Reitero que esta novela me impactó hace unos meses cuando la leí.

  11. Antígono el Tuerto dice:

    Vamos a ver, dependiendo de las épocas sus formas de pensar respecto a la nuestra varían. Por ejemplo, un griego no veía nada malo en la esclavitud, ni en la pederastia, ni en la tortura…obviamente hoy en día alguien así sería un monstruo, pero en aquella época era algo normal.

  12. Antígono el Tuerto dice:

    Hombre, algo exagerado es…pero vale como ejemplo de la diferencia de ideas y ética de unas épocas a otras. También los habitantes prerromanos de la Península practicaban sacrificios humanos, pero es que para ellos tenía sentido, sentido que para nosotros no tiene. Por lo tanto yo no puedo poner un personaje de aquella época (por ejemplo un cántabro) que este en contra totalmente de los sacrificios humanos, sería anacrónico.

  13. SIVERA dice:

    Pinta muy bien.

    Por cierto, ANTIGONO, yo creo que generalizar siempre es erroneo. Una cosa es la forma de ver, sentir etc de una mayoria en una época y región concreta, y otra excluir de toda posibilidad que alguien pensara diferente.

  14. farsalia dice:

    Me pregunto cómo respondería un griego de aquella época si le preguntamos por la “pederastia” o incluso la “homosexualidad”…

    1. Javi_LR dice:

      Y yo lo que me sigo preguntando es a lo que se habrá referido Antígono con “pederastia”.

  15. Juan dice:

    Supongo que se refería a que algunos griegos “se entendían” con efebos (menores de edad para Antígono) a los que enseñaban las artes de la guerra y del amor en el sentido más platónica y afrodítico de la palabra…

    Pero la novela no va de esto… era un comentario a colación de que es difícil ponerse en la piel de lo que pensaban los y las griegos/as…

  16. Antígono el Tuerto dice:

    Por pederastia me refiero a las relaciones que establecían los ciudadanos varones (normalmente aristócratas) con los efebos (edad comprendida entre los 12 y los 18 o 20 años) en la palestra. También es verdad que el término homosexualidad o pederastia es poco aplicable a los griegos clásicos, en tal caso hablaríamos de bisexualidad. Claro que no todos los griegos serían igual, en el caso de los romanos, también se daba la bisexualidad en las élites y conocemos romanos que sólo mantenían relaciones con mujeres, como el caso del emperador Claudio.
    Y además no sabemos si estas relaciones homoeróticas se mantenían también entre las clases más bajas.

    1. Javi_LR dice:

      Para los interesados, creo que la reseña que hizo Josep del libro de K.J. Dover “Homosexualidad griega” y el debate que generó merecen un vistazo.

      Fcrosas, bienvenido a Hislibris y que sea la primera de varias reseñas.

  17. farsalia dice:

    La cara de los griegos ante términos como “bisexualidad” también debía de ser muy de esfinge…

  18. jerufa dice:

    En estas cuestiones falta la “opinión” del sabio.

  19. jerufa dice:

    Por cierto, me ha encantado el estilo del reseñador.

  20. Aretes dice:

    Como os podéis imaginar para la pregunta de ¿qué le compramos a mamá? este libro debió de aparecer que ni hecho a propósito para mis hijos. Seguro que uno se abalanzó tirando a algún incauto y el otro, después de consultar con eso que lleva adosado (si, si, los niños nacen con diez dedos en las manos pero luego desarrollan un apéndice extraño con el que consultan todo por internet), sentenciaría: Vale, es histórica.
    Y se quedó en una repisa. Tengo una alarma especial para los libros escritos en primera persona por personajes femeninos. Hay una raya muy fina entre lo brillante y el ridículo que se potencia en ambos sentidos si es una autora, cosa que a éste lo salvaba.
    Era de esperar que después de haber encontrado el regalo perfecto quisieran disfrutar del éxito, así que tras varias insistencias acabé leyéndolo y me gustó.

    No sé si es intencionado o un efecto colateral del enfoque general de la novela, que se centra más en la historia que en los diálogos, el famoso laconismo, pero resulta bien conseguido. Quizá el haber profundizado en los personajes habría pecado del anacronismo que comentáis.

    También me sorprendió, justo acababa de participar en la lectura simultánea de Hellenikon, las dos caras de la historia. Dos novelas distintas para los mismos hechos.

    Felicidades al autor y, cómo no, al reseñador en su estreno.

  21. cavilius dice:

    Acabo de terminar la novela y me ha gustado bastante. En varias ocasiones la he encontrado excesivamente tendente al didactismo pero sin llegar a cargar, como les pasa a otras novelas. Es curioso que, siendo algunos personajes inventados (la protagonista Aretes -bonito nombre, me gusta sobre todo porque se puede mecanografiar con una única mano, la izquierda-, o su hermano Polinices), sus nombres aparecen también en la épica y nunca bien ponderada Puertas de fuego de Steven Pressfield (Aretes es la mujer de Dienekes y Polinices es el “espartano malo”). ¿Casualidad o el autor habrá leído a Pressfield?

    Por otro lado, quiero reivindicar que el espartano de Maratón no fue el que esta novela dice que fue sino ¡el gran Arimnesto!, héroe también de Platea y protagonista de otra novela que anda por ahí, con la que esta, por cierto, tiene más de un paralelismo. ¿Casualidad o el autor habrá leído esa otra novela?

    Recomendable, en cualquier caso.

  22. LLuis Prats dice:

    Hola Cavilius
    Me alegra que te haya gustado. A Pressfield lo he leído varias veces. La otra novela que me dices y en la que encuentras paralelismos, no. Pero si me envías la referencia la leeré.
    Un saludo

    LLuis Prats

  23. LLuis Prats dice:

    Cavilis: Supongo que al hablar de Arimnesto te refieres a Aristodemo de Herodoto, ¿no?
    Saludos

    LL

  24. cavilius dice:

    Hola LLuis, bienvenido a Hislibris y enhorabuena por la novela.

    No, Aristodemo no tiene nada que ver con Arimnesto. Al tal Arimnesto lo mencionan varias fuentes clásicas (Herodoto, Tucídides, Plutarco y Pausanias). Herodoto (quien le nombra un par de veces) escribió que Arimnesto (o Aimnesto) mató de una pedrada a Mardonio en la batalla de Platea. Plutarco y Pausanias le mencionan como el general de los plateenses en la batalla de Platea, y Pausanias, además, también le hace general de los plateenses en Maratón. La verdad es que las menciones a Arimnesto son escuetísimas, apenas una frase y poco más.

    Saludos.

  25. Nuruialwen dice:

    Hola, Lluis, y bienvenido.

    La novela a la que hacía referencia Cavilius por sus paralelismos es esta, si no me equivoco:

    http://www.edicionesevohe.com/index.php?main_page=product_info&cPath=0&products_id=14

    Saludos, y que estos sean solo los primeros de muchos paseos por Hislibris.

    1. Javi_LR dice:

      ¡Anda! De esto estábamos hablando en el foro, Nuru. Ya iba yo con el mode-on puesto.

      Gran lectura por si te animas, Lluis. Y sé bienvenido.

  26. LLuis Prats dice:

    Hola Nuru, Gracias pero mejor dame el título porque el link no descarga ninguna página.
    Leeré la novela con gusto!

    LL

    1. Javi_LR dice:

      Lluis: Hellenikon, de Luis Villalón.

      Un saludo

  27. Aretes dice:

    Es curioso porque en la presentación de Hellenikon su autor, y nos consta (¿no?) que de Grecia entiende un rato, dijo que le apetecía escribir sobre una etapa sobre la que no había literatura, y, mira tú… ¡dos!.
    Igual se pone de moda.

    Y digo yo, Lluis (otra coincidencia) ya que Vilallón se ha leído las dos, podrías leer tú la suya e intercambiar algún que otro punto de vista. Seguro que sería estupendo.
    Y avisando ¿eh?, que yo ese día me preparo la fuente de las palomitas.

  28. LLuis Prats dice:

    No sabía que Caviluis fuera el autor de Hellenikon. Tanto nick y mensajes cruzados han sido demasiado para un no iniciado… Disculpas. La consigo y te la comento.
    De todos modos, tanto la suya como la mía tendrán los “fallos” o “aciertos” de cualquier autor novel en novela histórica y entraríamos aquí en el debate bizantino de si novela histórica o historia novelada.
    En cualquier caso Cavilius, enhorabuena por la novela.

    LL

  29. cavilius dice:

    Gracias, LLuis. Pues sí, el debate sobre Novela y/o Historia tiene larga tradición en Hislibris.

    Sí, Aretes, yo no había encontrado nunca en una novela (hasta ahora) la batalla de Sepea o el desencuentro de los reyes espartanos en Eleusis, por ejemplo. La imponencia de las Guerras Médicas tapa esas cosillas insignificantes en comparación. Y para un escritor (o para quien intente serlo), lo bueno que tiene la Historia es lo mucho que se parece al cerdo: en ella se puede aprovechar todo.

  30. Txoto dice:

    A mí me encantó. La disfruté mucho. Gracias por hacernos pasar ratos tan memorables.

Responder a LLuis Prats Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.