ÁNGELES VENGADORES – Lyuba Vinogradova

La escritora Lyuba Vinogradova publicó  en la editorial Pasado&Presente en 2017 su segundo ensayo dedicado a las mujeres militares soviéticas en la 2ª Guerra Mundial. En este caso son las francotiradoras de élite del ejército soviético quienes completan con sus experiencias las trescientas páginas que integran el libro. Su anterior publicación estaba dedicada a las aviadoras. A lo largo de veintiún capítulos y gracias al testimonio de un número de tiradoras nada despreciable, la investigadora desarrolla la presencia de estas jóvenes rusas en algunos frentes en donde los ejércitos rojos se enfrentaron a los nazis, desde el año 1943 hasta la rendición de Berlín en 1945. Varios mapas muestran las posiciones y ofensivas soviéticas desarrolladas durante estos dos años en diferentes batallas como pueden ser Tamán, Kerch y el sitio durante 1943  de Leningrado, Voljov y la Operación Bragation, de Prusia Oriental en 1944 y Checoslovaquia durante la primavera de 1945. Todos ellos representan el escenario protagonizado por miles de muchachas, en el se que narran sus historias, el ambiente tanto personal como militar y la situación estratégica de los frentes, ante la franca retirada de los alemanes. 

 

Las mujeres soviéticas participaron por propio derecho en la guerra, aportando hasta setecientas mil unidades, casi siempre en puestos de enfermería, administración, conducción de vehículos, telefonistas o cocinas. Una minoría ocupó puestos en el frente, en servicio de ambulancias, ametralladoras, aviación o, cómo no, francotirador. Tres promociones de mujeres, especialmente preparadas en la emboscada y tiro de precisión, se dirigieron al frente entre 1943 y 1945. Sufrieron multitud de bajas y compartieron con sus compañeros el mismo sufrimiento, sudor y lágrimas, potenciado por el hecho de su condición femenina. Sus motivaciones se basaban no solo en el incentivo y amor por la patria y su defensa frente al enemigo, sino también por un espíritu de venganza. Las mujeres soviéticas habían experimentado en su propia piel la terrible invasión alemana de 1941, soportando vejaciones y asesinatos. Además, la imperiosa necesidad de enviar soldados al frente, debido a las inmensas bajas sufridas en los dos primeros años de la invasión, hizo que las mujeres, jóvenes chicas de 18 a 20 años, dieran un paso hacia delante y ofrecieran su vida por su país con un rifle en la mano. 

 

Sus misiones no se diferenciaban en nada de la de sus compañeros. Muchas tiradoras cumplieron su deber logrando un buen número de bajas en el ejército alemán y el Soviet hizo de ellas un importante instrumento publicitario. En cuanto un frente se estabilizaba o quedaba bloqueado, salían de caza a la búsqueda de soldados nazis, que descansaban despistados y levantaban sus cabezas por encima de las posiciones y trincheras para ser blanco de la diana de sus fusiles. Sus bajas eran numerosas y, en su diarios y entrevistas concedidas a la autora, narran la caída y muerte de muchas de sus compañeras. Paralelamente su vida no resultaba en absoluto fácil dentro de las filas soviéticas. Muchos compañeros y mandos las veían como meros objetos de deseo y algunas, no pocas, sufrieron agresiones sexuales y abusos en el frente. Su mejor defensa resultó ser su perfecta compenetración con sus compañeras y amigas de promoción. Sus problemas crecieron al final de la guerra, cuando, con buen criterio, algunas de ellas fueron encargadas de entrenar a jóvenes soldados recién llegados al frente, muchos de los cuales no aceptaban estar bajo las órdenes de una mujer.

 

Este entretenido ensayo lleno de vivencias relata con agilidad experiencias, relatos y situaciones protagonizadas por estas mujeres que lucharon por su país. En sus páginas se desarrolla no solo su posición en un ejército de hombres y para hombres, sino que además  muestra el desarrollo de la guerra a lo largo de los tres últimos años de conflicto en el frente del este que avanzaba hacia una Alemania derrotada, que agonizaba irremediablemente ante una apisonadora militar como fue la Unión Soviética. 

     

6 comentarios en “ÁNGELES VENGADORES – Lyuba Vinogradova

  1. Santi dice:

    Se agradece a Pasado & Presente que nos traiga este tipo de relatos, y sin desmerecer en absoluto este título, me llamó mucho más la atención el de las aviadoras.

    Por cierto, ¿¿cuando mencionas el gran número de bajas, señala el libro qué tipo de medidas utilizaban los alemanes contra los francotiradores?? (otros francotiradores, fuego de artillería o mortero sobre la zona del francotirador, pelotones de búsqueda??)

  2. Iñigo dice:

    Pues la verdad es que no. En ningún momento se pone en la piel de los alemanes. Solo desarrolla la preparación, combate y la personalidad de las tiradoras, en el frente y también en retaguardia. Siento no poder ayudarte.

  3. Rodrigo dice:

    Me interesan los libros de este tipo, en la vena testimonial, capaces de imbuirnos de los sentimientos, actitudes y motivaciones de gentes cuyo temple ha sido sometido a la terrible experiencia de la guerra.

    Entiendo que la autora no pretende tanto como Jochen Hellbeck en su estupendo libro sobre Stalingrado, ¿no, Iñigo? Aun así, Ángeles vengadores va directo a mi lista de futuribles.

  4. Iñigo dice:

    Así es. Éste es más general dentro de la particularidad de las francotiradoras y menos detallado que el contundente trabajo de Hellbeck, mucho más rotundo, dentro del estudio realizado sobre las revelaciones de los contendientes soviéticos en Stalingrado.

  5. David L dice:

    Buena reseña Iñigo, siempre es de agradecer tratar temas originales que se salgan un poquito de la línea general de publicaciones sobre la IIGM. Tengo una duda, estas francotiradoras ¿eran en su mayor parte voluntarias? ¿ lo mencionan ellas en sus relatos?

    Saludos.

    1. Iñigo dice:

      Lo eran… como las pilotos de la aviación y las que ocupaban puestos de conductoras, administración o sanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.