AMERICA – James Ellroy

América es el inicio de una trilogía que recorre la historia de los EEUU desde finales de los 50 hasta, según parece, mediados de los 70.
Éste trayecto novelado, nos sumerge en la historia más oscura y violenta de la política y sociedad estadounidense de la mano de unos personajes que frecuentan y se codean con auténticas celebridades y mitos reales que, todo sea dicho, no salen muy bien parados gracias a la pluma de Ellroy.

En este primer libro, Ellroy introduce a unos personajes que poco a poco nos van descubriendo las conexiones más oscuras entre el clan más angelical e idolatrado de los EEUU ( los Kennedy) y el Crimen Organizado. Conexiones que, en virtud de una política no compartida por esos oscuros compañeros de viaje, desembocarán en el magnicidio de Dallas.
La complejísima trama se desarrolla a distintos niveles, con multitud de personajes reales ( H.Hugues, Jim Hoffa, Edgar Hoover, Bob Kennedy, Santo Trafficante, Fidel Castro, Lee Harvey Oswald…) e “instituciones” ( C.I.A., F.B.I., Oposición Anticastrista, Mafia, Sindicatos, Holywood…) que darán una idea al que no haya leido la novela, de por donde van los tiros. Pero aquí, a diferencia de la película de Stone, con la que no tiene nada que ver, no hay buenos. Tódos, absolutamente todos, están de mierda hasta las orejas.
El final, que se queda a 30 segundos del primer disparo, es por todos conocido.

Ellroy es por derecho propio el mejor novelista actual de novela negra, por mucho que quiera decirse sobre Elmor Leonard cuyas novelas tienen un tufillo a “protoguión” de cine; y que, me la juego al todo o nada, no solo está a la altura de los grandes ( Hammet, Chandler, Macdonald, Burnett, Thompson…) sino que incluso los supera.

El Maestro ha tenido la indiscutible maestría ( y valga la redundancia) de reinventar todo un género- el negro- en donde todo ya estaba inventado. Y lo hizo siguiendo las pautas más básicas de un género perfectamente reglado por los cinco de más arriba. Tramas, personajes y violencia son los puntales de sus novelas como lo fueron de los anteriores genios… pero a lo bestia.

Si las tramas de Macdonal o Chandler eran enrevesadas en apenas doscientas y poco páginas, en Ellroy son absolutamente laberínticas en más de quinientas; si Thompson o Boris Vian detallaban la violencia de forma explicitísima, Ellroy lo hace de forma brutal y descarnada; si Hammet convertía su modo de narrar en un estilo de escuela literaria en donde todo se contaba a través de las acciones de sus personajes, Ellroy lo depura más si cabe, creando un ritmo de narración rapidísimo y con un estilo cortante, preciso y demoledor.
Porque Ellroy parece que escribe, y perdonadme la expresión, a hostia limpia. Sin descanso, sin dejar respiro al lector con una contundncia y violencia que intimidan.

El Maestro nos introduce, como ya se ha dicho, en tramas de una complejidad tal que no es dificil perderse. Suele desarrollar varías a la vez y estas quedan vinculadas a cada uno de los pesonajes principales siendo, en un principio, cada una de ellas independiente de las otras. A su vez cada trama se complementa con pequeñas “subtramas” por las que deambulan secundarios de distinto pelaje.
Conforme transcurren las novelas, estas van conectándose al igual que sus personajes. Ellroy inserta información continuamente y, llegado el momento, como en la mejor novela policíaca, todas las piezas acaban encajando.

Con sus personajes, Ellroy tampoco da tregua: ninguno de ellos es “bueno” ni nada que se le pueda parecer.
Su moral se mide por los logros o dinero que puedan obtener actuando continua y sistemáticamente al margen de la ley, y dá igual que sean mafiosos ( en este caso lógico) o representantes del orden (policias, jueces, políticos…). Actúan con una falta total de moral y al margen de cualquier principio ético que se le debería suponer a, por ejemplo, los policias. Y con una violencia brutal y desmedida… propia de personas que se mueven en las cloacas de las grandes ciudades, de manera que el chantaje, la extorsión, la mentira y el asesinato sean la forma de actuar que se supone natural en personas sin ningún tipo de escrúpulos. No cabe nada bueno o decente en ninguna de sus personajes ,y por extensión, en ninguna de sus novelas.
No hay mejor definición de sus obras que la que él mismo dió: “Escribo historias en las que un grupo de hombres blancos se dedican a hacer el mal”… y a fueza que lo consiguen.

Y todo esto está en América y en su continuación ( Seis de los Grandes), como ya lo estaba en su magistral Tetralogía de Los Ángeles ( El Gran Desierto, La Dalia Negra, L.A. Confidential y Jazz Blanco) y que se intuía en la Trilogía del Sargento Hopkins ( La colina de los suicidios, A causa de la noche y Sangre en la Luna) y en demás obras “menores” (Clandestino, Requiem por Brown).

14 Respuestas a “AMERICA – James Ellroy”

  1. admin Dice:

    Pues pinta bastante bien, sobre todo viendo que saca a relucir toda la porquería de las instituciones norteamericanas más arraigadas: CIA, FBI…

    Y hablando de instituciones “poco limpias”, hace poco ví un documental sobre la Interpol y su papel en la Segunda Guerra Mundial que estaba bastante bien. Ya no recuerdo del todo cómo iba, pero sí que había un más que notable tufillo en las comunicaciones entre la policía norteamericana y la alemana.

    Richar.

  2. admin Dice:

    Yo no se como dejan a este tío entrar en los USA porque no deja títere con cabeza. El retrato de la disidencia cubana raya el racismo, una panda de criminales, macarras y analfabetos.
    La descripción de los Kennedy: el patriarca metido hasta las cejas con la mafia, Bob dispuesto a todo por coronar a su hermano, John un pusilánime que solo le interesa follarse starlets de medio pelo…

    Uno se cuestiona que es realidad y que no por lo bien que va hilado todo… imprescindible.

    Compluto.

  3. Thor Dice:

    Desde luego nada de lo que he leido de este autor me ha decepcionado, ni siquiera Mis rincones oscuros que es autobiográfico, menuda pieza estaba hecho el colega.

    El otro día compré La dalia negra, aprovechando la oferta de Byblos (todo a 5€), poco a poco voy haciendome con todos sus libros, el que no encuentro es El gran desierto.

  4. nando Dice:

    El Gran Desierto es muy bueno, me extraña que no lo encuentres. Están reeditando todo de nuevo en bolsillo.

    Yo estoy deseando tener alguna noticia sobre el tercer libro de la Trilogía América… pero no hay noticias. o lo está escribiendo o todavía no ha empezado a hacerlo.

  5. Thor Dice:

    Byblos lo está reeditando pero ha empezado por L.A. Confidential y ha seguido por La Dalia negra.

  6. Thor Dice:

    Si lo sé lo digo antes.

    Acabo de llegar del Fnac y me he traido El Gran Desierto tambien de Byblos.

  7. richar Dice:

    Hombre Thor, se te echaba de menos!! Qué has estado, una semana en la FNAC? :-)

    Saludos,

  8. Thor Dice:

    Me he castigado y no me dejo ir a la Fnac ;)

    Ya has visto en el foro, hoy han caido tres, pero casi salgo con seis.

  9. Gilles DeRais Dice:

    No puedo estar en mayor desacuerdo. Sus argumentos son ridiculos de puro enrevesado, su violencia gratuita, no consigue personajes carismaticos, “Escupire sobre vuestra tumba” le deja como el niño pusilanime que es y tiene un moralismo protestante del copon que me echa para atras. Aun asi me engancha su manera de narrar. Pero me parece a mil años luz por debajo de todos los grandes nombres citados en la entrada : Hammet, Chandler, Thompson, McDonald

  10. julian Dice:

    ellroy es genial, lo conoci al leer en una revista un escrito suyo sobre laacusacion a un chico negro del asesinato en una gasolinera de un tio, el estudio el caso y vio que lequerian meter un marron al muchacho y entendio que eso ocurria mas frecuentemente de lo que se podia sospechar.
    america es un libro que tye absorbe desde el principio y que desarrolla los hechos a velocidad de crucero, tal vez la historia que cuenta no sea muy lejana a como ocurrieron los hechos que se novelan

  11. Luis Dice:

    Personalmente, Ellroy me parece un auténtico genio, un narrador con mayúsculas. Es cierto que sus novelas pueden ser complejas por su estilo, pero para mí eso es lo que resulta más atractivo. Lo que he leído de él me ha enganchado desde el primer momento. El problema que encuentro es que varias obras suyas que me interesan están descatalogadas. Entre ellas, “El gran desierto” y “America”. Espero que las reediten pronto en edición de bolsillo.
    Comparto la opinión expresada por alguno acerca de colocar a Ellroy con las vacas sagradas de este género. Hammet y Chandler (siempre me ha gustado más el segundo) inventaron la novela negra actual, pero Ellroy ha conseguido reinventarla.

  12. Julio Dice:

    Thor ¿donde encuentro en bilbao a 5 € lo que tu compras de Ellroy?

  13. Sancho Dice:

    Se me hace durísimo leer a este autor, concretamente en “América”. Lo he leído entero y todavía me doy un plazo, pero estoy por decidir no volver a leer a este autor.

    No me parece correcto el tener que “sufrir” para leer. Lo pone más que difícil. El que crea que con esto demuestro que soy “corto”, encantado, me da igual. Creo que el escritor tiene el deber de contactar, quizá no todo el rato, con el lector. Y no que el lector deba resolver acertijos todo el rato.

  14. Pere Dice:

    Completamente de acuerdo con los que opinan que Ellroy es un genio que peca de pertubador y excesivo y por eso gusta o no gusta como le pasa a cualquier los gigante. Leer su prosa hipnotica ha sido una experiencia agitada. La acción se acelera, el número de personajes crece y crece, pierdes la cuenta de quien es quien, sigues leyendo mientras intuyes las oscuras callejuelas por donde transitas, el autor reconduce la trama, ligas cabos, nuevos personajes, más saltos narrativos, imposible adivinar por donde iran los tiros (nunca mejor dicho), pasión, codicia, todo humano, demasiado humano, convergencias escalofriantes apuntan al grandioso final, que no por ya sabido (a JFK le asesinan a en eso no hay misterio, como tampoco en el desenlace de Titànic) ni un instante de tregua. Sorprendente y excitante. Gran maestro el James Ellroy.

Deja una Respuesta