AL INFIERNO EN UN CABALLO VELOZ – Mark Lee Gardner

He aquí un producto más salido de la historia legendaria de Billy el niño y Pat Garrett.

Utilizando la palabra «producto», parece que intente darle un trato peyorativo, pero nada más lejos de mi intención. Me expreso de esta manera porque, efectivamente, el tema en cuestión ha sido tratado innumerables veces, y no siempre con acierto. Al decir esto pienso principalmente en el cine (siempre que sale un libro del Viejo Oeste Americano, acabamos hablando de cine), el cual nos ha dejado una visión sesgada, sino mala, de esta historia.  Una brillante excepción: Pat Garrett and Billy the Kid, del director Sam Peckinpah (1973). Obra maestra con todas las letras, con una no menos obra maestra de banda sonora a cargo de Bob Dylan, dicho sea de paso.

En el ámbito de los libros, encontramos otra obra brillante en el libro que nos ocupa ahora: Al infierno en un caballo veloz, escrito por Mark Lee Gardner y publicado por la editorial Península (261 pag).

Lee Gardner, gran especialista en el Lejano Oeste Americano, nos trae un esplendido ensayo que llena el gran vacío que hay en este país sobre la verdadera historia de estos dos personajes de leyenda, Garrett y Billy el niño.

Es un ensayo ameno, lleno de sensibilidad y buen gusto, entretenido y con buen talante literario , escrito a ritmo de novela de acción, ritmo que no decae ni en los momentos más tranquilos; no hay una página de desperdicio;  excelentemente documentado, riguroso y con gran profusión de detalles y anécdotas. Las anécdotas están al servicio de la historia y no al revés.

Lee Gardner, repasa la vida tanto de Billy como de Garrett empezando desde sus respectivas infancias y acabando más allá de su muerte. Consigue plasmar toda la carga legendaria y la esencia interior de los dos personajes, hasta el punto de que uno tiene la impresión de haberlos conocido en vida.

Con la lectura de este libro, asistimos a una soberbia exposición de la vida del hombre blanco en aquellos tiempos del Oeste Americano;  en este caso en concreto en los estados de Nuevo México y Texas en la segunda mitad del siglo XIX. Un gran documento sobre el tipo de vida, las motivaciones de la gente, sus inquietudes, sus formas de ganarse el sustento, la violencia latente en todo momento; ¡ah! la violencia; en cualquier momento podían soltarte un tiro. Era muy fácil caer en la vida disoluta y en el asesinato, como le ocurrió a Billy, ya fuera con razón o sin ella. La frontera entre el bien y el mal era de una fragilidad realmente inquietante. Los conflictos acababan la mayoría de las veces a tiro limpio, como en el caso de la famosa «Guerra del condado de Lincoln», en la que participo Billy, expuesta maravillosamente por el autor del libro.

A través de la narración nos vamos enterando también de los  diversos tipos de armas de fuego, como por ejemplo el famoso Winchester 73 o, la escopeta Burgess.

Otra virtud del libro es el valioso elenco de fotos que salen; casi todas retratos de varios de los personajes de la historia, incluidos Garrett y Billy naturalmente; de este ultimo solo hay una. Sale una foto de Lewis Wallace, el gobernador de Nuevo México que tuvo su participación en esta historia, y que es el autor de Ben-Hur, por cierto.

Hay dos o tres fotos de Lincoln realmente interesantes, que contribuyen grandemente a que uno se sitúe en los escenarios de los hechos.

Un aviso: hay bastantes notas recogidas al final, cuando acaba la narración en la página 261; la mayoría de ellas no valen la pena de ser leídas. Un servidor las lee al cabo; con un vistazo rápido leo las que me parecen más útiles.

Concluyendo: Aquí tenéis «una buena» del Oeste contada con buen oficio y maestría. Para mojar pan, en serio. En el «cole» decíamos: ¿Tú con quien vas, con Billy o con Pat Garrett?

[tags]Billy el niño, Pat Garrett, Lejano Oeste, Lee Gardner[/tags]

Compra el libro

Ayuda a mantener Hislibris comprando AL INFIERNO EN UN CABALLO VELOZ en La Casa del Libro.

 

     

13 comentarios en “AL INFIERNO EN UN CABALLO VELOZ – Mark Lee Gardner

  1. Farsalia dice:

    Estás abonado al western. ;-)

  2. Guayo dice:

    Un tema de los mas interesante, lastima que como todo lo que rodea al Viejo Oeste hay mas leyendas que hechos reales en las librerias, lo tengo en la mira para proximas lecturas, tremenda reseña,

  3. Ignatius dice:

    Estupenda reseña, Hagakure, y muy interesante el libro en cuestion…habrá que tenerlo en cuenta.

  4. Hagakure dice:

    Gracias compañeros. Espero que lo disfrutéis tanto como yo.

    Pues si Farsalia, ya ves; el tema ha pasado incluso por delante de los samuráis.

  5. Horus-chan dice:

    Bueno, ya dicen que los extremos acaban tocándose. No en balde, los 7 magníficos es una revisión de los 7 samurais…

    Excelente reseña, Hagakure. ;-)

  6. Hagakure dice:

    Gracias Horus.

    Muy cierto lo que comentas; y no solo esta película sino alguna más, como por ejemplo «Por un puñado de dolares», de Leone que es un remake de Yojimbo, de Akira Kurosawa.

  7. rosalia de bringas dice:

    Como Hagakure siga haciendo reseñas tan estupendas, acabaré enamorada de este el género… No digo más.
    ¡Enhorabuena!

  8. lantaq dice:

    ¿Y dices que es un ensayo? Me interesa. Gracias por reseñarlo.

    Por cierto, yo le veo una pega al flim de Peckinpah: Kris Kristoferson.

  9. Hagakure dice:

    Gracias Rosalia, le dedico una ligera inclinación acompañada de un saludo con mi sombrero cow-boy de ala ancha.

    Gracias a ti Lanta.
    Bueno a mi Kris Kristoferson en esta película me gusta, aunque no es el Billy «ideal»;
    el que si esta bien logrado es James Coburn como Pat Garrett.

  10. Hagakure dice:

    Gran cabecera, una vez más.

  11. Vorimir dice:

    Que pistolero nos ha salido Hagakure, enhorabuena por la reseña y por acercarnos las novelas del Lejano Oeste.

  12. Hagakure dice:

    Gracias Vorimir.

  13. norastorgarlensiu dice:

    Saludos:
    Tengo una reseña guardada de este libro. Hoy lo he visto en una librería, he leído el artículo y lo tengo claro: se lo pediré al Olentzero. Pues el tema me encanta, y ver fotos del oeste hechas en el XIX o principios del XX (cuando comenzaban los primeros coches). Pero… siempre hay un pero, en cuanto me topo con los indios me entra una gran tristeza, por lo que les hicieron los muertos de hambre salidos de Inglaterra, Irlanda, Italia y demás junto con los colaboracionistas indios.
    Bueno: lo dejo.
    Gracias.
    Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hislibris te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ediciones Evohé, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Hislibris) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hislibris@hislibris.com e info@edicionesevohe.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.