PERILLÁN – Terry Pratchett

28 dUTC noviembre dUTC 2014

Perillan«El que interrogaba a nuestro joven viajero tendría, aproximadamente, su misma edad; pero su aspecto era de lo más extraño que Oliver hubiera visto en su vida; chato, de frente lisa y rastro vulgar; y todo lo sucio que pueda estar un chiquillo, mas con aires y modales de un hombre (…) Era sin duda, el mozalbete más fanfarrón y jactancioso entre los que levantaran cuatro palmos y medio sobre el suelo». (Charles Dickens, Oliver Twist)

Casi todo el mundo conoce a Sir Terry Pratchett como el padre fundador del universo Mundodisco en donde la fantasía, el humor y la locura en dosis justas crean un ambiente en donde todo es posible. Por tanto sería raro que este autor entrara con paso firme en una página de literatura histórica como esta. Pero hay que admitir que por una vez este hecho sí es posible. La saga Mundodisco está adobada con un buen número de libros protagonizados por brujas aventureras que utilizan la cabezologia; desastrados magos; o tal vez una Muerte a quien le gustan los gatos. Esto es solo un ejemplo de una gran lista de inolvidables personajes que harían de esta reseña un listado inabarcable. Pero entre todos sus libros también existen algunos independientes que también llaman la atención. Uno de ellos es éste que les presento aquí, y aunque el autor nos diga que es fantasía histórica, desde mi humilde punto de vista, creo que pone los dos pies en el terreno de la novela histórica. Se trata, nada más ni nada menos que de Perillán (2012).  » seguir leyendo

MANHATTAN – Russell Shorto

26 dUTC noviembre dUTC 2014

descargaDurante sus andanzas en el litoral de América del Norte, en 1610, el inglés Henry Hudson exploró el río que en el futuro llevaría su nombre y tomó nota de las condiciones favorables de la zona. Informada a su tiempo de ellas, la Compañía Neerlandesa de las Indias Occidentales, que había costeado la expedición, decidió aprovecharlas estableciendo un enclave comercial. En 1624 arribó a costas norteamericanas una primera partida de colonos oriundos de las Provincias Unidas de los Países Bajos, en su mayoría valones. Al año siguiente, los pioneros neerlandeses construyeron un reducto fortificado en la isla de Manhattan, poblada a la sazón por nativos que vivían preferentemente de la caza y que, por lo general, se mostraron bien dispuestos a tratar con los recién llegados. El director general de la colonia y supremo delegado de la Compañía, Peter Minuit, adquirió en 1626 la isla a sus habitantes indígenas, bien consciente de que el lugar era idóneo como puerta de entrada al Nuevo Mundo y como baluarte defensivo ante eventuales ataques, ya de tribus aborígenes hostiles, ya de rivales europeos. Nueva Ámsterdam: éste fue el nombre escogido para el primer asentamiento europeo en la emblemática isla, el que desde su fundación hizo de centro neurálgico de los Nuevos Países Bajos. Su vida oficial se prolongaría solo hasta 1664 pero su legado se inscribiría en el ser profundo de la Gran Manzana, esa Nueva York cosmopolita e icónica, símbolo de modernidad y del inmarcesible “sueño americano”. Su cosmopolitismo, su espíritu de apertura y aceptación de la diversidad, argumenta Russell Shorto, es el sello eminente de la presencia holandesa en la isla; una herencia que la historiografía ha tendido a olvidar. Reivindicar la memoria de este legado viene a ser el propósito fundamental de Manhattan: la historia secreta de Nueva York (en el original, ‘The Island at the Center of the World’, 2011).  » seguir leyendo

JAPÓN: UN INTENTO DE INTERPRETACIÓN – Lafcadio Hearn

24 dUTC noviembre dUTC 2014

9788493619848“Ningún occidental que no haya nacido en Japón puede llegar a dominar todas las infinitas complejidades de la lengua japonesa”. Y tras realizar esta rotunda afirmación, nuestro peregrino espiritual pasa a recordar el caso de un marinero escocés, cuya experiencia vital niega lo dicho anteriormente. A pesar de llegar a Japón en la edad adulta, dicho marinero llegó a ser un reconocido cuentacuentos ambulante: Posiblemente la profesión que exigía un dominio más completo de la lengua nipona y sus infinitas inflexiones y dobles sentidos.

Y es que Japón es un reino donde la magia y la contradicción se aceptan y se integran en el día a día. De eso va a hablarnos nuestro autor.  » seguir leyendo

AÑO CERO: HISTORIA DE 1945 – Ian Buruma

20 dUTC noviembre dUTC 2014

9788494212925En Alemania, año cero (1948). Roberto Rossellini cuenta la historia de Edmund, un niño de 12 años que trataba de sobrevivir en un Berlín en ruinas.  O mejor dicho, la historia del Berlín de posguerra a través de los ojos de un niño que toda su vida ha vivido bajo el nazismo. Y el neorrealismo de la película, como en Roma, ciudad abierta (1945), se centraba en los sentimientos, sensaciones y expresiones de un personaje en un mundo devastado por la guerra. Edmund luchaba por sobrevivir y por ayuda a su familia pero su final, en soledad y sin apenas abrir la boca para gritar, era el corolario del final de una era y el inicio de nuevos tiempos. Un año cero comenzaba en 1945, pero no sólo en la Alemania en ruinas: el mundo entero parecía (re)nacer de nuevo.  Parecía, pues de las cenizas del nuevo mundo no podía nacer otro prístino e inmaculado, por mucho que lo intentaran los vencedores, y se producía una sucesión de venganzas, hambre y regresos al hogar. Venganzas espontáneas y castigos legalizados; hambre entre los derrotados y racionamientos que en la Inglaterra vencedora habrían de durar hasta 1952; movimientos de población que supondrían rehacer, y esta vez hasta el fondo, la Europa de las nacionalidades.  » seguir leyendo

EL CASO TULÁYEV – Victor Serge

18 dUTC noviembre dUTC 2014

9788494098505Contemporánea de El cero y el infinito, la otrora célebre novela de Arthur Koestler, El caso Tuláyev de Victor Serge comparte con ella la intención denunciatoria y el tema central: las purgas de los años 30 en la Unión Soviética, por cuyo intermedio se consolidó la dictadura estalinista. Sin embargo, el derrotero de ambas novelas ha sido muy distinto. La obra de Koestler tuvo desde su publicación original (1940) una difusión internacional extraordinaria, la que se prolongó durante varias décadas más; convertida rápidamente en obra de referencia del paradigma antisoviético, fue objeto incluso de sendas adaptaciones teatrales en Francia y en EE.UU. Su impacto en la opinión pública de varios países la sitúa como una de las novelas de contenido político más exitosas, hito mayor en la historia de la narrativa panfletaria. El cero y el infinito es, en definitiva, la novela que hizo rico y famoso a Koestler. En cambio, El caso Tuláyev, novela escrita en francés entre 1940 y 1942, tardó bastante en hallar un editor dispuesto a publicarla, y de hecho solo salió al conocimiento del público el año que siguió al fallecimiento de su autor (ocurrido en 1947). El éxito de la novela fue más bien escaso, lo que no deja de extrañar al observador actual: el clima político de la Francia de entonces era -en principio- el más apto para la recepción de una novela como ésta, relativa al régimen soviético; no por casualidad, El cero y el infinito era en ese país un superventas con varias ediciones a su haber. Añádase a esto la circunstancia de que en aquella época se ventilaba el bullado “caso Kravchenko”, capaz de captar durante meses la atención de la prensa y el público franceses; y que la denuncia del Gulag por escritores como David Rousset, Margarete Buber-Neumann y Józef Czapski estaba lejos de pasar inadvertida. Lo cierto es que la trayectoria posterior de la que hoy pasa por principal obra de ficción de Serge ha sido similar a la de su autor, injustamente relegado al semiolvido; un sino que en años recientes es, empero, contrarrestado en el ámbito hispanoparlante por la iniciativa de dos editoriales, responsables del rescate de El caso Tuláyev (Alfaguara, 2007, y Capitán Swing, 2013).» seguir leyendo

VIDA COTIDIANA EN ROMA – Miguel Ángel Novillo López

14 dUTC noviembre dUTC 2014

9788477377832

Aunque no son pocas las culturas antiguas que han pasado por el mundo, la romana sigue ejerciendo una particular fascinación en el ciudadano europeo medio actual por encima de todas las demás. Pregunte a su vecino por los griegos y, dependiendo si es o no de letras puras, puede que tal vez sea capaz de responder algo coherente. Haga lo propio con los egipcios, y quizá, en el caso de que sea aficionado a las novelas de Christian Jacq y a los documentales de La 2, pueda darle algún que otro dato más o menos acertado. Pero, cuando se trata de Roma, todo el mundo parece capaz de sentar cátedra en una conversación de sobremesa. El cine y la televisión han tratado el tema tan ampliamente que el público ya sabe, o cree saber, todo lo fundamental sobre el mundo romano. ¿O quizá no sea tan cierto lo que nos han enseñado por todos estos medios? » seguir leyendo

LAS GUERRAS APACHES – David Roberts

12 dUTC noviembre dUTC 2014

5cc5332d3ae1028976c8d26eea56d624Mangas Coloradas.
Vittorio.
Cochise.
Geronimo.

Nombres legendarios gracias al Western. Y tan legendarios que este libro no consigue superar la carga de leyenda que conllevan. Aunque el autor intenta transmitir las diversas versiones de cada hecho y extraer de ellas la verdad objetiva, su objetividad se ve lastrada desde el principio: El suyo es el punto de vista de los apaches. Y no consigue superarlo. Hay una evidente simpatía hacia estos, y esta es la primera prevención que debe tener todo lector al afrontar la lectura.  » seguir leyendo

Entrevista y concursete Adrian Goldsworthy

10 dUTC noviembre dUTC 2014

Hislibreños de bien, ¡hacía tiempo que no proponíamos una entrevista! Y Adrian Goldsworthy nos viene pintiparado para retomar tan buena costumbre. Así que… ¡ya sabéis! Afilad vuestros lápices y escribid vuestras preguntas en los comentarios. Entre todos los que participéis se sortearán 10 ejemplares.

concursete_esfera_goldsworthy » seguir leyendo

JOHN MAYNARD KEYNES – Robert Skidelsky

6 dUTC noviembre dUTC 2014

9788490066560«Por los economistas, que son los fideicomisos, no de la civilización, sino de la posibilidad de civilización». Brindis de John Maynard Keynes en una cena de celebración  su retirada como editor del Economic Journal, febrero de 1945.

Es posible que no existiera alguien cuyo legado haya dejado una huella tan profunda como John Maynard Keynes (1883-1946); alguien que ha cambiado el estudio de la economía hasta el punto de influir en el devenir de la historia mundial contemporánea. Su influencia en las finanzas desde la década de 120 ha sido evidente: previó las consecuencias de imponer unas exigencias económicas imposibles de cumplir a la derrotada Alemania tras la Primera Guerra Mundial (las reparaciones de guerra); comprendió las causas de la crisis bursátil y el camino a la Gran Depresión de la década de 1930; batalló contra el retorno británico al patrón oro en 1925, intuyendo que mantenerse en él ya no iba a resultar útil para las finanzas británicas; batalló por encontrar una manera de que el Estado comprendiera que para que haya prosperidad económica debe haber inversión y gasto, y que el liberalismo clásico desatado, lo que se conocía como el laissez-faire, debía ser regulado (cuando no controlado) por entes estatales (bancos centrales, el Tesoro), pues de lo contrario las crisis recurrentes del primer tercio del siglo XX aumentarían y conducirían al colapso del sistema capitalista. Negoció la deuda británica con Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial y, junto con colegas estadounidenses, puso las bases para el sistema financiero de posguerra que se fraguó en Bretton Woods, cuyo legado se mantiene hoy en día en dos de las instituciones económicas de la era actual (criticadas y posiblemente con una necesidad de ser reformadas), como son el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Como afirma Robert Skidelsky en las últimas páginas de esta magna biografía, con Keynes ha habido un antes y un después de modo que, «mientras que muchos economistas son antikeynesianos, ningún economista es prekeynesiano» (p. 1160).  » seguir leyendo

MEMORIAS DE UN REVOLUCIONARIO – Victor Serge

4 dUTC noviembre dUTC 2014

50_1En junio de 1935 tuvo lugar uno de los acontecimientos señeros en la historia política de la intelectualidad: el Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura, celebrado con pompa y circunstancia en París. Su objetivo primordial era movilizar a una pléyade internacional de escritores dispuestos a hacer causa común contra el fascismo, cuyo ascenso amenazaba las raíces mismas de la civilización occidental. La organización del evento podía jactarse de involucrar a autores de prestigio: Romain Rolland, André Gide, Henri Barbusse y André Malraux, sin duda los más estelares. Sin embargo, quienes de verdad movían los hilos de la iniciativa eran individuos como Willi Münzenberg, principal y eficacísimo propagandista de la Unión Soviética; Ilya Ehrenburg, maestro de las relaciones públicas de la literatura soviética; y el alemán Gustav Regler, escritor comunista que por entonces se hallaba exiliado en la capital francesa. Debido a los oficios de estos y otros hombres, la motivación antifascista del congreso devino rápidamente una muestra de solidaridad con la URSS, resultando en una lograda operación de propaganda de la Komintern -significativamente, Regler dejó testimonio de que la concurrencia de Boris Pásternak e Isaac Babel a la cita contribuía a la “aldea Potemkin” literaria que se quería erigir de cara al Occidente simpatizante-. Ahora bien, entre las vicisitudes del congreso hubo una que enturbió seriamente la reinante armonía prosoviética, y fue la del denominado “caso Serge”. Victor Serge, marxista indócil y escritor en lengua francesa, sufría en 1935 su segundo año de cautiverio y deportación en tierras soviéticas; su caso proyectaba una sombra sobre la imagen de la URSS que los organizadores del congreso habían tratado de disipar. Las intervenciones al micrófono de la socialista Magdeleine Paz y otros portavoces de la causa de Serge provocaron la ira de la representación soviética y los abucheos de sus compañeros de viaje, pero sentaron las bases de la campaña internacional a favor de la liberación de Serge (la que sería encabezada por Gide y acabaría exitosamente en 1936). De manera indirecta, sembraron también la reputación de Serge como personalidad incómoda, genuino incordio para el régimen soviético y sus valedores occidentales; una reputación que el propio Serge se encargaría de consolidar.  » seguir leyendo